miércoles, 2 de noviembre de 2011

Buscan a un niño en el canal grande

El chico, de 12 años, había ido a la zona de El Treinta a pasar la tarde de calor


CIPOLLETTI (AC).- Un niño de 12 años se perdió ayer en las aguas del canal principal de riego en la zona de El Treinta adonde fue con unos amigos a pasar la tarde de calor. Anoche bomberos y personal de Defensa Civil continuaban con las tareas de búsqueda que se iban a reanudar hoy a la mañana.
Alrededor de las 16:30 un llamado a la central de emergencias 109 alertó sobre la desaparición de Nicolás Rosetti en el caudaloso canal que pasa por el sector de parrillas que, hace algunos años, también se habilitaba como balneario.
Al parecer un hombre que estaba pasando la tarde con su familia se tiró para intentar rescatarlo pero el niño desapareció sin que pudiera hacer nada.
A poco de conocerse la noticia, familiares y amigos de Nicolás, que vive en el barrio San Sebastián B, llegaron hasta El Treinta para ayudar con las tareas de búsqueda.
En un momento, cuando se suspendió la actividad de los buzos por la falta de luz, fueron hasta las compuertas ubicadas metros más arriba e intentaron bajarlas para frenar el flujo de agua. Cuando ya habían logrado hacer ceder una, el subcomisario Héctor Pérez, de la unidad 79, logró persuadirlos.
Les explicó las consecuencias que podría acarrear la medida para todo el sistema de riego y se comprometió a convocar nuevamente al personal de bomberos para que continúen el rastrillaje desde la vera del canal.
La desesperación por encontrar al niño era palpable y también la conmoción que causó entre sus vecinos y familiares la situación.
Diego Palma de Protección Civil municipal informó que las tareas de búsqueda se reanudarán hoy a las 8.30 con unas 25 personas, entre ellos 6 buzos y tres embarcaciones.
Otra de las medidas que se analizaba era pedirle al Consorcio de Riego que arbitre la manera de bajar un poco el caudal para que se pueda trabajar mejor en el rastrillaje.
Hasta hace algunos años el sector ubicado a pocos metros de la usina de El Treinta era habilitado por el municipio como balneario. Sin embargo la fuerza del agua que desde las compuertas atraviesa varios saltos y la resistencia del Consorcio de Riego de utilizar el canal como sector de recreación conspiraron contra la decisión municipal de destinar personal de seguridad y guardavidas.

rionegro.com.ar
Publicar un comentario

ENTERAR

ENTERAR