jueves, 14 de octubre de 2010

SE PERDIERON 33 MINERO ARGENTINOS (HUMOR)

SI HUBIERA PASADO ACÁ…
El 5 de agosto de 2010 se produjo un derrumbe en el interior de la mina “Las Cometas”, en la provincia de San Juan, República Argentina. Como consecuencia de este accidente, 33 mineros argentinos quedaron atrapados a 622 metros de profundidad.

Este es el relato cronológico de los acontecimientos que siguieron a esta tragedia:

6 de agosto:
    El Gobierno niega la veracidad de los trascendidos. Adjudica las falsas noticias a un intento destituyente encabezado por Clarín, la Nación y las familias de los supuestos mineros. 7 de agosto:    Ante la evidencia abrumadora, el gobierno acepta que hay un pequeño derrumbe que tiene provisoriamente inmovilizados a unos pocos mineros. Según el INDEC sólo son cinco y están a apenas ocho metros de profundidad. 22 de agosto:    Luego de una intensa búsqueda llevada a cabo por los familiares, los mineros son localizados a más de 600 metros de profundidad. Al intentar avisarle a algún responsable del Gobierno, nadie responde los teléfonos. Todos los funcionarios se encuentran conmemorando el aniversario de la Masacre de Trelew, donde Néstor en un emotivo discurso, asegura que se salvó raspando. 15 de setiembre:    Abrumado por las encuestas, el Gobierno llama a licitación para hacer la excavación y rescatar a los mineros. Gana la oferta más cara, la de Electroingeniería, que jamás cavó un miserable pozo ciego. De Vido cambia el auto.
16 de setiembre:
    Electroingeniería se gasta la plata de la excavación para comprar cinco  FM que hablen bien del gobierno. Se hace una nueva licitación. Gana Cristóbal López, que de inmediato instala máquinas tragamonedas en la boca de la mina para hacer más amena la espera de los familiares. Los Kirchner compran un nuevo hotel en Calafate. 18 de setiembre:    Ante estos fracasos, los familiares intentan resolver el problema por su cuenta. Buscan a un grupo de piqueteros desocupados y les ofrecen trabajo en la excavación. Desorientados por las carcajadas de los piqueteros, los familiares deciden excavar ellos. 20 de setiembre:    Cristina apoya a los mineros y sus familiares por Twitter.
21 de setiembre:
    Una encuesta demuestra que la imagen positiva del gobierno es igual a la raíz cúbica de la imagen positiva de los mineros y sus familiares. 22 de setiembre:    Cristina critica a los mineros y sus familiares por Twitter.
23 de setiembre:
    Cristina convoca al Salón Blanco a los gobernadores, a las Madres y Abuelas, a los empresarios amigos, a todo su gabinete, a D´Elía y Pérsico y a los jóvenes de la Cámpora. Toquetando los micrófonos denuncia que todos los mineros fueron miembros de los Grupos de Tareas. Como prueba, presenta el dramático testimonio de un cartonero con Alzheimer, que asegura haberlos visto entrar a la ESMA en un Falcon verde el 25 de marzo de 1976.
 
24 de setiembre:    El cartonero compra 200.000 hectáreas en Santa Cruz a $3 la hectárea. 25 de setiembre:    Se reúnen 300.000 personas en la Plaza de Mayo para protestar por la falta de respuesta del Gobierno ante el accidente en la mina “Las Cometas”. Cristina asegura en Twitter que Magnetto les pagó a todos. Esta hipótesis se repite en “6, 7, 8” e indigna a sus doce televidentes. 26 de setiembre:    Ante 37 personas, Hebe de Bonafini llama a ocupar la mina y echar a los turros de los familiares, excavar con las manos hasta llegar a los turros de los mineros y decapitar a los muy turros con las palas. Sonriente, Aníbal Fernández comenta en Twitter: “Esta Hebe es unaaaa…” 3 de octubre:    Se presenta Moyano en la excavación y bloquea el ingreso con cinco camiones. Asegura que como las carretillas utilizadas para sacar la tierra tienen una rueda, todos los familiares se deben afiliar al gremio de los camioneros. 10 de octubre:    Guillermo Moreno invade el campamento de los familares, reparte guantes de box y vocifera “¡Acá no excava nadie, ¿está claro?!” 12 de octubre:    Para conmemorar el ex Día de la Raza, el canciller Timmerman asegura en Twitter, con elíptico lenguaje diplomático “¡Me recontracago en los mineros!” 13 de octubre:    Los familiares, excavando clandestinamente, consiguen llegar a donde deberían haber estado los mineros. Sólo encuentran un cartel:
    “ESTAMOS BIEN LOS 33. NOS FUIMOS A CHILE”
Publicar un comentario

ENTERAR

ENTERAR