lunes, 14 de junio de 2010

Polémica en Córdoba por un boliche para chicos de 9 años

El local bailable está ubicado en la capital provincial, y está destinado a menores de hasta 13 años. Cuenta con pantallas gigantes, humo, sillones y luces bajas. "Respetamos la privacidad de los chicos", dijo el dueño.

El local, llamado City Teens, está ubicado en Patio Olmos, en la capital cordobesa. Está orientado a menores de entre 9 y 13 años, y su funcionamiento ya genera polémica.

El boliche funciona los sábados, entre las 19 y las 22, aunque también puede alquilarse otros días para distintos
eventos como cumpleaños de chicos de esa edad.

Carhen, una
niña de 11 años, relató al periódico La Voz del Interior: "Es divertido, dan linda música. Yo vine la primera vez a un cumple y me gustó y le pedí a mi mamá que me trajera otras veces".

Si bien está orientado a chicos menores de 13 años, la ambientación es muy similar a la de los boliches de adultos, con pantallas gigantes, luces bajas, humo de
colores, sillones, "sonido xtreme, sorpresas y animadores", tal cual puede leerse en su perfil de facebook . No se vende alcohol, y la entrada cuesta 15 y 20 pesos , para niñas y varones respectivamente.

"Cuando entran aquí se sienten fascinados. No se imaginaban que un lugar así de grande, ambientado con sillones y telas, con iluminación de colores y con espejos sea todo para ellos, que pueden entrar y disfrutar como los chicos grandes. Algunos enseguida se ponen a bailar, pero otros, los más chiquitos, corren todo el tiempo" , comentó Carlos Durán, dueño del local.

Gabriela, una de las madres que decidió festejar el cumpleaños de su hija de 11 años en City Teens, opinó: "Tiene un horario bueno para ellos, además están adentro y no andan por otro lado en donde correrían más riesgos. Me parece un lugar acorde a su edad". Otro padre, sin embargo, sostuvo: "Mucho no me entusiasma que venga porque tiene 12 años, es muy
chico (…). Pero él me pide esto y lo tengo que acompañar".

En ese sentido, el boliche cuenta con un espacio en el que los padres pueden permanecer para "quedarse tranquilos" y sin que los chicos los vean , explicó Durán. "Les respetamos su privacidad", aclaró.

Publicar un comentario

ENTERAR

ENTERAR