viernes, 7 de agosto de 2009

Sistema Operativo Linux: TUQUITO 3

Dentro de poco saldrá a la luz el sistema Operativo LIBRE TUQUITO 3. Creado por jóvenes estudiantes Universitarios de Tucuman. Este Sistema Operativo LINUX de acceso gratuito para todos completo y libre estará disponible para todos los usuarios: novatos, intermedios, avanzados como profesionales.

Es ideal para Escritorio de mesa y Notebook. La simpleza, efectividad, compatibilidad, seguridad y eficiencia nos regalará sin mucho consumo de recursos (algo que Windows si lo hace -consumo excesivo de memoria, procesador etc-) excelente programas tanto para Oficina, Multimedia, Internet (Firefox, Opera y otros desarrollos, y Menssenger para todo tipo de cuentas (Yahoo, Windows Live, Gmail, ICQ etc), conexiones en red y otros programas como: editores/convertidores de sonido, videos. etc incluso videos juegos!. Si extraña los programas de Windows, con Wine (un programa que emula y ejecuta programas como si estuvieras, por ejemplo, con Windows XP)no extrañaras el sistema de Microsoft.

Para que no saben de éste S. O. (Sistema Operativo) Linux (la mayoría de todas las versiones disponibles) tiene un excelente escritorio (que sin tener una placa aceleradora, pero si lo tuviera se acentúa por mucho)con elegancia, beatifull (hermoso) y tremendos efectos visuales que SUPERA en muchos aspectos los escritorio anteriores de Microsoft y Windows 7 reciente. Es totalmente editable, es decir, el usuario puede modificar la misma a su gusto.

Actualmente se está buscando un nombre definitivo para la Versión 3, la versión anterior se llamó "la Evolución de la especie", para éste último el Slogan podrá ser "Metamorfosis" aunque hay muchos nombres más de lo cuales elegir.

La imagen de la derecha fue capturada de un Pc Pentium IV a 3.1 G. de velocidad, 1 G de Memoria y con placa aceleradora NVIDIA GeForce 6200. Pero facilmente puede funcionar con una Pc de 1 G y 128 Mb de memoria.




Visite la página: www.tuquito.org.ar

Video comparativo Vista (Aereo) vs Linux (Ubuntu):


Relató: Maximiliano O. Yrusta
Publicar un comentario

ENTERAR

ENTERAR