lunes, 25 de julio de 2011

Río Negro y Neuquén muestran un importante déficit habitacional


EL MODELO ECONÓMICO NO ESTá DANDO
LAS RESPUESTAS NECESARIAS a ESTE PROBLEMA.
Contrariamente a lo que se podría suponer, de las estadísticas oficiales acerca de este indicador social se desprende que Río Negro está en una situación mucho más precaria que Neuquén.

En la agenda de problemas sociales, el acceso a la vivienda por parte de familias de ingresos medios y bajos es un tópico relevante y que requiere una urgente solución.
Luego de casi una década de alto crecimiento económico (con excepción del 2009), es necesario hacer foco en objetivos de largo plazo con miras a lograr un desarrollo social sustentable.
El modelo oficial muestra importantes limitantes. ¿Por qué el crecimiento económico no trajo soluciones a los problemas habitacionales que sufre el país?
• La coexistencia de importantes problemas habitacionales en la población y una inversión de nivel intermedio del sector público sugiere que debe revisarse el actual esquema de financiamiento, caracterizado en los últimos años por una mayor centralización y discrecionalidad en las decisiones que hacen a su asignación.
• La falta de financiamiento a largo plazo es clave en este proceso regresivo. Es así que el crédito hipotecario perdió participación en el PBI (de cerca del 3,4% a principios del 2003 al 1,2% en la actualidad), mientras que en igual período el porcentaje de los fondos destinados a financiar el consumo ha aumentado del 1,4 al 4% del PBI .
El acceso a la vivienda es especialmente restringido en los sectores de menores ingresos, pero no puede soslayarse que en los últimos diez años ha resultado también difícil para la clase media contar con una vivienda propia.
Un reciente trabajo elaborado por Fundación Mediterránea que se resume en estas páginas plantea e identifica el déficit habitacional del país.
Reconocido como un derecho de todas las personas por la Declaración Universal de los Derechos Humanos firmada en 1948, el acceso a una vivienda digna es indispensable para el buen desempeño del hogar. En la Argentina es un derecho constitucional.

fuente: rionegro

Publicar un comentario

ENTERAR

ENTERAR