sábado, 2 de octubre de 2010

Piñera repudió refugio de Apablaza en Argentina


Crece el malestar en Chile contra
la decisión.
"No ayuda en nada a la relación entre ambos países".

El presidente trasandino dijo que la decisión argentina "es un golpe a la causa de los derechos humanos en Chile".


SANTIAGO DE CHILE.- La decisión de Argentina de otorgar asilo y negar la extradición del ex guerrillero chileno Galvarino Apablaza, acusado del asesinato de un senador y un secuestro en Chile en 1991, "no ayuda nada" a la relación entre los dos países, dijo ayer en Santiago el presidente Sebastián Piñera.
Se abre así un conflicto en la relación con el país trasandino, reconstruida después de años de esfuerzos y diplomacia por superar viejos enfrentamientos.
Piñera dijo que se analizará "profundamente la resolución de la Conare para poder determinar los nuevos cursos de acción", y enfatizó que "la decisión no ayuda nada a las relaciones entre Chile y Argentina".
El mandatario hacía referencia a la resolución tomada la víspera por la Comisión Nacional de Refugiados (Conare), un órgano interministerial argentino que decidió negar la extradición a Chile de Apablaza.
Si Apablaza "está procesado por la justicia chilena por un crimen cometido en nuestro país, lo normal es que la propia justicia chilena hubiera podido terminar de conocer esta causa y aplicar nuestra legislación y las sanciones que corresponden", afirmó el mandatario del vecino país.
El jueves, en una visita relámpago a Buenos Aires para una reunión de la Unasur por la situación en Ecuador, Piñera había señalado que "la decisión de la Conare es un golpe y un retroceso en la causa de los derechos humanos en Chile".
La decisión del gobierno argentino causó malestar entre partidos del gobierno y la oposición en Santiago. El senador oficialista Andrés Chadwick la calificó de "hecho gravísimo", y dijo que "el gobierno debiera dar los pasos para demostrarle a Argentina que la decisión que ha tomado es inaceptable para Chile".
El presidente del Senado, el opositor Jorge Pizarro, aseguró que "no hay ninguna condición que justifique la condición de refugiado de Apablaza. Por el contrario, el dictamen de la Corte argentina establece que son delitos puros y simples de asesinato y secuestro", apostilló Pizarro.
La presidenta de la Cámara de Diputados, Alejandra Sepúlveda, estimó que la decisión argentina "es sorprendente, inaceptable y lamentable (...) y en definitiva altera las relaciones entre ambas naciones". (DyN/AFP)


FUENTE RIO NEGRO




  • fuente RIO NEGRO
Publicar un comentario

ENTERAR

ENTERAR