domingo, 30 de mayo de 2010

Trágica muerte de Jorge Angeloni en Fdz Oro

El piloto sufrió un accidente cerca de Fernández Oro.

Quedó inmóvil en la butaca. El C4 se 'clavó' en la tierra.



La tragedia golpeó fuerte al automovilismo regional. Ayer, en la primera etapa del Rally de Allen, por la tercera fecha del certamen de súper rally neuquino, se mató el piloto Jorge Angeloni. El lamentable accidente se produjo en el segundo tramo de los cuatro que se disputaban en el especial de Fernández Oro-Paraje El 30.

Angeloni, quien tenía una dilatada trayectoria en la categoría, participaba de la prueba con un Citroën C4 en el Grupo N-3 del certamen de rally neuquino y era el actual líder del Argentino en la misma categoría.

A los 53 años, Angeloni encontró la muerte en un accidente que se produjo a unos cinco kilómetros de la largada en Fernández Oro, en una recta muy veloz y a la que se le habían agregado un par de chicanas.

Según testigos, el C4 se espantó hacia un costado, levantó vuelo en un montículo de tierra que estaba a un costado y cayó a unos treinta metros, después de efectuar un trompo y quedó sobre sus cuatro ruedas, sólo con una óptica delantera rota.

"Levantó unos seis metros y cayó a los 30, como mínimo. No volcó, pero se clavó de punta", dijo uno de los aficionados que se encontraba en el lugar, al que enseguida llegaron Leandro Dirrigo y Fernando Yacopino, quienes largaban atrás de Angeloni y se encontraron con el accidente.

El piloto quedó inmóvil en su butaca (los médicos confirmaron que la muerte fue instantánea), aunque por lo que se pudo apreciar en el interior del auto pegó con su cabeza en el volante. No usaba el sistema Hans, por lo que se presume que sufrió un golpe en el cuello que le provocó la muerte y numerosas costillas quebradas, mientras que su navegante Marcelo Fernández, con la fractura de cinco costillas y un edema pulmonar, quedó internado en Neuquén. Su estado es reservado.

La gravedad de la piña no tiene relación con el estado del auto, que sufrió daños menores en la parte delantera al caer de punta después de semejante vuelo en un tramo que se transitaba a gran velocidad, por lo que se le inventaron las chicanas. Si bien a última hora la policía realizaba las pericias en el auto, es probable que tanto el piloto como su navegante no tuvieran bien ajustados los cinturones de seguridad, por las lesiones que sufrieron. Tanto los organizadores como otros involucrados en la carrera prestaron declaración en Fernández Oro.

La prueba, que fue suspendida, se realizó bajo la dirección de Bruno Campos (titular de Appryn-Sur) y tuvo a José Bernal (Federación Neuquina de Automovilismo), como comisario deportivo. En la organización colaboró el Allen Rally Team.

Publicar un comentario

ENTERAR

ENTERAR