viernes, 3 de octubre de 2008

MATE CON CUERO

Ahora… por Maese Trunki
- ¡Hola calandria!
- ¡Hola zorzal! ¿Cómo anda el bichaje en el
pastizal?
- Escarbando la yerbita entre las hojas
- ¡Hola oreja! ¿como anda caracol?
-Mirando caer las hojas, haciendo torta frita…
-Calandria ¿ahora se dedica a vender ropa?
- ¡No mi amigo! estos son ponchos… ¡al que
le quede bien que se lo ponga!
- Me han contado, Calandria, que se está
mudando para allá arriba, por el lau’ de la laguna de
oxidación, más allá de la costa linda.
- Y… qué quiere zorzal… va siendo el único
lugar con árboles disponible que no se irá a talar pa’
vivienda de humanos. Porque como verá, a este tranco,
nos quedaremos sin chacra ande nidar! Ni ande
procurar alimento pa’ los pichones…
- ¿Y qué dicen de eso en la laguna?
- ¿Qué laguna don zorzal?
- Ésa que se halla por el centro del poblado,
cerca de donde aúllan los perros cuando grita la torre.
- Se secó don zorzal, se le evaporó todita el
agua, la marca de la laguna nomás le quedó, algún
chico que juega a la pelota y pocos animales de la
granja.
- Es verdad doña Calandria, he visto por ahí un
cisne un tanto alejado de su hacienda. ¿No eran de la
misma hacienda del toro aquél que hizo historia?
- Mire don zorzal, me reservo el derecho de
responder… Usté comprenda pero ese torito que se
plantó lindo frente a la patrona… y… lo mandaron a la
rural.
-¿Qué pasó con los manzanos? No había
instalado su nido allí seguro de que no lo correrían?
-Y… mire mi amigo. Eso se comentaba en la
laguna cuando regenteaba el otro capataz.
- Son varios los que quedarán colgados con
este cambio en los árboles a talar. En otro tiempo en la
laguna lo iríamos a charlar.
-Pero ahora se está secando… el contorno
marcado irá a quedar…
¿Será superpoblación de ganado en la hacienda?
¿O simple connivencia?
Publicar un comentario

ENTERAR

ENTERAR