miércoles, 23 de junio de 2010

Vecino dice que no atacó la iglesia

Hoy en el Juzgado de Paz de Fernández Oro habrá una audiencia de conciliación entre un vecino y el pastor de un templo evangélico que tienen una disputa por ruidos.

CIPOLLETTI (AC).- La polémica por los ruidos que genera una iglesia evangélica en Fernández Oro y la reacción de un vecino que la emprendió a mazazos contra el templo continuó ayer. Daniel López, el autor del ataque contra el edificio, se mostró molesto por las acusaciones de la congregación religiosa y mostró a este diario documentos con los que pretende demostrar el daño que le causa el alto volumen en el que se desarrollan las ceremonias.

López tiene su vivienda pegada a la iglesia "Hay Vida en Jesús". El lunes, el pastor de la congregación Fabio Huenchunao, acusó al vecino de haber roto a mazazos una pared del templo. El problema entre la comunidad religiosa y López empezó hace ya un tiempo a causa de los ruidos molestos generados por los religiosos en sus reuniones. Según la versión del vecino, en otra ocasión ya se había llegado a un acuerdo que no fue cumplido por el pastor.

El miércoles, López golpeó con una maza la chapa de una de las ventanas de la iglesia, que da al patio de su vivienda. Luego del hecho, hubo enfrentamientos verbales entre los religiosos y López que derivaron en denuncias cruzadas.

El domingo, los miembros de la iglesia realizaron su reunión con custodia policial. El pastor Huenchunao dijo que "sentían miedo por el accionar de López que se había demostrado muy enfadado".

Después de que "Río Negro" se hiciera eco de los problemas, López presentó toda la documentación como prueba de que él había intentado solucionar el tema en buenos términos. Hizo llegar la ordenanza que rige en la localidad sobre ruidos molestos y en ella se establece que a las 10 de la noche, los días laborales, ya no se pueden realizar celebraciones y reuniones que generen altos decibeles.

López también debió solicitar los servicios de un agrimensor para constatar que el templo había excedido la construcción hacia su terreno.

Hoy las dos partes involucradas en el conflicto deberán comparecer ante el Juzgado de Paz de Fernández Oro a una audiencia de conciliación.


Fuente Rio negro.

Publicar un comentario

ENTERAR

ENTERAR